Asesoramiento a los familiares

Para la gran mayoría de los padres con audición normal, el diagnóstico de una hipoacusia en un hijo genera grandes dudas y desconcierto. La falta de conocimiento sobre la hipoacusia y sobretodo las dificultades que esta genera en la persona que la padece, son los factores que provocan angustia en las familias.

La explicación detallada del funcionamiento normal del oído por parte del profesional, así como los efectos fisiológicos, psicológicos y sociales que provoca la pérdida de audición deberán explicarse con detalle en la primera consulta con la familia. Establecer una cita sin el niño puede ser una estrategia correcta para poder atender dudas o comentarios por parte de la familia. La información debe ser accesible, precisa, comprensible y relevante.

Su comprensión es esencial para que la familia pueda tomar las decisiones oportunas en el proceso de amplificación.

El soporte que reciban por parte de los distintos profesionales que los acompañen en el proceso de amplificación será clave para el buen desarrollo de la adaptación. Este acompañamiento deberá hacerse extensivo hasta que el niño crezca y pueda tomar decisiones por sí mismo, por lo que las visitas periódicas con los distintos especialistas que intervienen en el proceso son imprescindibles.

Solo algunos padres empiezan el proceso en un estadio de aceptación. Para la mayoría, y especialmente en las primeras semanas después del diagnóstico, las emociones pueden fluctuar de la esperanza a la desesperación.
Desde el punto de vista del profesional hay tres conceptos que debemos aplicar:

  1. No prometer cosas que no estamos seguros de cumplir. Generar expectativas poco realistas en la rehabilitación puede provocar sensación de engaño o de falta de profesionalidad por parte de los padres. Es importante ser realista y dejar claro que los profesionales harán todo lo posible para lograr los mejores resultados.
  2. Permitir a los padres expresar sus preocupaciones y sentimientos. El acercamiento debe ser horizontal, no de arriba a abajo. La empatía es fundamental para generar toda la confianza por parte de los padres.
  3. Los padres deben saber que la relación continuará en el tiempo. El proceso en la rehabilitación auditiva es continuado, por lo que los distintos profesionales gestionarán un programa de visitas con el objeto de realizar las oportunas intervenciones que se adapten a los posibles cambios en el futuro.