¿Cómo entienden los oídos en ruido?

Los oídos funcionan mediante la percepción de ondas sonoras. El ruido es simplemente una forma de onda sonora no deseada.

El oído humano es sensible a un rango amplio de frecuencias sonoras, desde los sonidos graves hasta los agudos. Sin embargo, cuando se expone a niveles elevados de ruido, especialmente durante períodos prolongados de tiempo, puede tener efectos negativos en la audición.

El ruido excesivo puede causar daño temporal o permanente en los oídos y puede conducir a problemas como la pérdida auditiva, el tinnitus en los oídos y la fatiga auditiva. 

 

¿Cómo funciona la comprensión de los oídos con ruido? 

La comprensión de la audición en presencia de ruido es un proceso complejo que involucra varias áreas del cerebro.

La información auditiva se captura en los oídos y se envía al cerebro a través de los nervios auditivos. Una vez en el cerebro, la información auditiva es procesada en varias áreas, incluyendo el tálamo y el córtex auditivo.

En condiciones de ruido, el cerebro tiene que trabajar más duramente para separar y enfocarse en la información deseada, como una conversación, de la información no deseada, como el ruido de fondo. A esto se llama selección auditiva.

El cerebro utiliza varias técnicas para lograr esto, incluyendo: la atención selectiva, la discriminación temporal y la integración temporal.

 

¿Qué es la atención selectiva?

La atención selectiva se refiere a la capacidad del cerebro de enfocarse en un estímulo específico mientras se filtra o ignora otros estímulos irrelevantes.

Es una forma en que el cerebro procesa la información para ayudar a separar y enfocarse en los estímulos importantes en medio de un gran número de estímulos.

En el caso de la audición, la atención selectiva se refiere a la capacidad del cerebro de enfocarse en una conversación específica mientras se filtra o ignora el ruido de fondo.

El cerebro puede hacer esto mediante la selección de características auditivas específicas, como la frecuencia, el tono y la duración de los sonidos, y utilizar esta información para determinar qué sonidos son importantes y cuáles deben ser ignorados.

La atención selectiva también es importante en la comprensión del lenguaje hablado. El cerebro utiliza la atención selectiva para enfocarse en las palabras y las frases relevantes en una conversación, ignorando los sonidos irrelevantes.

 

¿Qué es la discriminación temporal? 

La discriminación temporal se refiere a la capacidad del cerebro para percibir y diferenciar entre sonidos que ocurren en momentos diferentes.

Es una forma en que el cerebro procesa la información auditiva para ayudar a separar y enfocarse en los sonidos importantes en medio de ruido de fondo.

La discriminación temporal se basa en la capacidad del cerebro para percibir diferencias en el tiempo de llegada de los sonidos a los oídos, también conocido como el tiempo de latencia.

Los sonidos que llegan a los oídos al mismo tiempo son percibidos como siendo parte del mismo sonido, mientras que los sonidos que llegan con una pequeña diferencia de tiempo son percibidos como siendo diferentes.

La discriminación temporal también se basa en la capacidad del cerebro para percibir diferencias en la duración de los sonidos. Los sonidos de corta duración son percibidos de manera diferente a los sonidos de duración más larga.

La discriminación temporal es especialmente importante en situaciones de ruido, ya que permite al cerebro separar y enfocarse en los sonidos importantes, como una conversación, en medio de ruido de fondo.

Sin embargo, cuando el nivel de ruido es demasiado alto o cuando se expone a ruido durante períodos prolongados de tiempo, puede resultar en dificultad para discriminar los sonidos correctamente y puede afectar la comprensión de la información auditiva.

 

¿Qué es la integración temporal? 

La integración temporal se refiere a la capacidad del cerebro para percibir y comprender patrones en los sonidos que ocurren en momentos diferentes.

Es una forma en que el cerebro procesa la información auditiva para ayudar a separar y enfocarse en los sonidos importantes en medio de ruido de fondo.

La integración temporal se basa en la capacidad del cerebro para percibir patrones y relaciones temporales entre los sonidos. Por ejemplo, el cerebro puede percibir patrones en la frecuencia, el tono y la duración de los sonidos, y utilizar esta información para determinar si los sonidos son parte de una misma conversación o de diferentes conversaciones.

La integración temporal también juega un papel importante en la comprensión del lenguaje hablado. El cerebro utiliza patrones temporales en la entonación, el ritmo y la prosodia para comprender el significado de las palabras y las frases.

La integración temporal es especialmente importante en situaciones de ruido, ya que permite al cerebro separar y enfocarse en los sonidos importantes, como una conversación, en medio de ruido de fondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *