¿Cómo sacar el agua de tus oídos?

Cuando el canal auditivo externo (CAE) se llena de agua, puedes experimentar diferentes tipos de sensaciones.

Algunos ejemplos de lo que podrías notar son una sensación de hormigueo, sensación de plenitud en el canal auditivo, audición apagada e incluso pérdida auditiva parcial o total. Dependiendo de tu caso particular, esto puede ocurrir en uno o ambos oídos.

A veces es muy fácil sacar el agua atrapada en los oídos, mientras que otras veces puede resultar un poco más complicado.

La razón más importante para eliminar la humedad del oído lo más rápido posible es evitar que se produzca una infección de oído.

Sin embargo, no te preocupes demasiado, ya que existen técnicas efectivas que puedes utilizar para sacar el agua atrapada de tus oídos. La mayoría de estas técnicas las puedes realizar en casa sin necesidad de ayuda de un profesional sanitario.

audiopacks sacar agua oidos treure aigua oides

 

¿Es peligroso que el agua quede atrapada en los oídos?

Afortunadamente, rara vez es peligroso que entre agua en el canal auditivo. ¿Sabias que el cerumen de tus oídos es repelente al agua? Debido a que el oído produce una gran cantidad de esta sustancia, el agua normalmente sale por sí sola.

Los problemas comienzan cuando esto no ocurre y las bacterias comienzan a prosperar dentro del canal auditivo cálido y húmedo. Este tipo de infección de oído se conoce como otitis externa.

A las bacterias les encantan los ambientes húmedos y pueden comenzar a crecer rápidamente, provocando una infección de oído en toda regla.

Deberás estar atento a los síntomas de infección del oído externo, como el dolor o picazón en el canal auditivo y drenaje de líquido transparente e inodoro del canal auditivo externo.

Si experimentas algunos de estos síntomas y sospechas de una infección de oído, no debes demorar la búsqueda de atención médica.

Si no tiene síntomas pero has tenido agua atrapada dentro de tus oídos durante días o semanas, debes programar una cita con tu médico.

 

¿Cómo sacar el agua de tus oídos?

Hemos recopilado algunos de los métodos más eficaces para ayudarte a drenar suavemente el agua de tus oídos. Puedes utilizar las técnicas siguientes y eliminar la humedad atrapada en unos segundos o unos minutos:

  • Método de inclinación: La técnica más sencilla que puedes probar es inclinar la cabeza hacia un lado y dejar que el agua gotee. Este método no funciona siempre, pero vale la pena intentarlo, ya que es rápido y simple.
  • Tira del lóbulo de la oreja: Si el primer método falla, mueve suavemente el lóbulo de la oreja mientras inclinas la cabeza hacia el hombro y sacudes el agua. Sacuda la cabeza de lado a lado para mover el líquido y ayudar a encontrar la salida.
  • Acuéstate de lado: Este método requiere que te acuestes de lado y permanezcas quieto durante unos minutos. Con la ayuda de la gravedad, es de esperar que notes que el agua sale lentamente de tu oído.
  • Técnica de vacío: La idea detrás de este método es crear un vacío para extraer agua inclinando la cabeza hacia un lado y colocando la palma de la mano firmemente sobre la oreja. Empuja tu oreja y retírala rápidamente, aplanándola mientras empujas y tomándola mientras tiras.
  • Técnica del secador de pelo: Si los métodos anteriores fallan, puedes intentar usar un secador de pelo para ayudar a disipar el agua del canal auditivo. Usa el secador de pelo solo en su posición más baja para evitar posibles lesiones. Sujeta el secador de pelo a unos 30 cm de tu oreja y muévelo hacia adelante y hacia atrás. Tira suavemente del lóbulo de la oreja y permite que el calor seque el agua del canal auditivo.
  • Gotas para los oídos a base de alcohol: Las gotas para los oídos pueden ser particularmente útiles si ninguno de los métodos anteriores parece funcionar. Las gotas para los oídos a base de alcohol pueden ayudar a evaporar el agua acumulada en el canal auditivo. El alcohol también es eficaz para frenar el crecimiento de bacterias y así prevenir la formación de infecciones.
  • Gotas para los oídos con peróxido de hidrógeno: Algunas personas encuentran éxito con las gotas para los oídos con peróxido de hidrógeno, ya que estas soluciones son muy efectivas para eliminar el cerumen de los oídos que puede ser responsable de atrapar el agua en su interior.
  • Técnica del aceite de oliva: Usar aceite de oliva tibio también puede ayudar a prevenir infecciones de oído y a eliminar el agua del oído. Si planeas utilizar este método, prepárate para dedicarle entre 10 y 15 minutos. Coloca unas gotas de aceite directamente en tu oído y acuéstate de costado durante al menos 10 minutos. Establece un cronómetro. Una vez que se acabe el tiempo, siéntate, inclina la cabeza y deja que el líquido gotee.

 

¿Qué no debes hacer al intentar sacarte agua de los oídos?

Evita el uso de bastoncillos ya que puedes dañar fácilmente el tímpano y el canal auditivo. Introducir objetos en el canal auditivo también puede introducir bacterias y empujar el líquido hacia adentro.

  • Técnica de bostezo: Este método funciona bien cuando la causa del problema es agua atrapada en las trompas de Eustaquio. Cuando esto sucede, bostezar y masticar chicle pueden ayudar a abrir las trompas.
  • Maniobra de Valsalva: De la misma forma que el método del bostezo, esta técnica también abre las trompas de Eustaquio. Hay que tener cuidado con este método; de lo contrario se podría dañar el tímpano. Cualquiera puede realizar esta maniobra en unos sencillos pasos:
  1. Cierra la boca y mantén cerradas las fosas nasales con los dedos simultáneamente.
  2. Intenta exhalar por la nariz. Haz esto hasta que escuches un chasquido que indica que las trompas de Eustaquio se han abierto.
  • Técnica de vapor: El vapor tibio es una excelente manera de eliminar el agua del oído medio. La forma más sencilla de utilizar este método es tomando una ducha agradable, larga y caliente. Inhala el vapor con la mayor frecuencia posible e inclina la cabeza hacia un lado para permitir que el agua se escurra.

 

¿Cómo evitar que entre agua en los oídos?

Estos consejos de sentido común pueden ayudarte a mantener el agua fuera de tus oídos y evitar que tengas que lidiar con sus ramificaciones.

Considera comprar tapones para los oídos y usarlos cuando vaya a nadar. Además, adquiere el hábito de limpiarte a fondo los oídos después de pasar tiempo en el agua.

 

¿Cuándo debería buscar ayuda médica?

Aunque tener agua atrapada en el oído generalmente no es un motivo de preocupación grave para la mayoría de las personas, no debes ignorar ningún signo de malestar.

Está atento a los síntomas típicos de infección que afectan a tus oídos, como la hinchazón, el enrojecimiento y el dolor de oído.

Si aún tienes dificultades para eliminar el agua atrapada en tu oído después de probar las técnicas anteriores, considera buscar ayuda profesional.

Las infecciones no tratadas pueden provocar daños a largo plazo e incluso pérdida de audición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *